Cerrar
a

El contenido es lo más importante a la hora de diseñar una página web: La estrategia de contenidos

¿Cuantas veces hemos diseñado una página web sin saber cuales eran los contenidos de la misma?. Después de hablar con el cliente sobre cómo quiere que sea su web, sobre las áreas que va a tener, sobre sus objetivos, sobre quienes serán sus usuarios, etc… nos ponemos a diseñar esperando recibir algún día los textos escritos a toda prisa y pegados en un email.

Nos hemos acostumbrado a diseñar páginas web llenas de rectángulos grises y de «Lorem Ipsum» variados, dejando el contenido para el final, para cuando ya casi no hay tiempo más que para sustituir el texto de prueba por uno que el cliente nos ha redactado en sus horas libres y a regañadientes. Y cuando digo «cliente» me refiero tanto al cliente individual como a la gran empresa.

¿Cual es el resultado? Miles de páginas web con contenidos irrelevantes, innecesarios, que no cumplen los objetivos para los que fueros pensados (si es que fueron pensados) ni frente a buscadores ni, lo que es peor, ante sus usuarios.

¿Os imagináis una revista o un periódico creando el diseño de la misma manera? Los medios impresos llevan más años en esto. Saben que lo importante es el contenido. Planifican con antelación sobre qué van a escribir y cómo lo van a decir. Tienen un equipo de profesionales para planificar, crear y editar contenidos de calidad. Nunca se les ocurriría empezar con el diseño para luego incrustar el contenido en el último momento.

Nos lo están pidiendo los usuarios: contenidos que sean útiles, que sean relevantes. Contenidos bien pensados, planificados de antemano, integrando también una estrategia SEO desde el principio. Contenidos que puedan compartir en las redes sociales. Sólo entonces estará la web que hemos creado preparada para cumplir con los objetivos empresariales de nuestros clientes. Los usuarios no vendrán a admirar nuestro diseño o nuestro código, sino el contenido.

Como sabéis el usuario en internet es perezoso, impaciente y tiene una idea clara de lo que busca. Si no encuentra rapidamente los contenidos que busca en tu web los encontrará probablemente en la de la competencia. Si muchas veces nuestros contenidos no nos los hemos leido ni nosotros, ¿cómo esperamos que le sean útiles al usuario?

Os propongo un sencillo ejercicio. Escribid en Google «Lore ipsum dolor set» y veréis una gran cantidad de webs que aún no han cambiado los textos de muestra por los reales.

Es por lo tanto una labor nuestra, de los diseñadores de páginas y aplicaciones web, educar al cliente. Tenemos que mostrarle que lo realmente importante de su web van a ser los contenidos. Y que a esto hay que dedicarle esfuerzo, planificación, tiempo, investigación y testeo. Y saber que esto no se debería acabar una vez se ha lanzado una web. Para eso están las analíticas web, el SEO, los tests A/B… Una página web, o mejor dicho sus contenidos, deben estar vivos. Tan vivos como la empresa a la que pretende representar. Y cuando hablo de contenidos no me refiero sólo a texto, sino también a imágenes, videos, metadata…

El «Content Strategy» o Estrategia de Contenidos viene a resolver esta carencia. Está empezando en EE.UU. a aparecer la figura de «Estratega de Contenidos», especializado precisamente en definir los contenidos necesarios para las páginas y aplicaciones web durante toda la vida del proyecto, colaborando estrechamente con todas las áreas de la empresa implicadas en el mismo.

Os recomiendo dos libros realmente buenos para profundizar en la Estrategia de Contenidos:
The Elements of Content Strategy, de Erin Kissane.
Content Strategy for the Web, de Kristina Halvorson.

Comentarios

  • En España creo que aun estamos mas por el tema del diseño y lo visual que por el contenido, y como bien comentas, debería de ser al reves, el contenido manda a todo lo demás. Pasara un tiempo para que el cliente lo tenga claro.

    saludos

    20 mayo, 2011
    contestar
  • sergio

    El problema que he encontrado al tratar con el cliente, es que sólo se centra en que tenga un aspecto muy visual, sin saber ni poner interés ni que secciones quiere, ni colores, ni nada…sólo mandar por mandar y punto.

    Superado el punto anterior, me sorprende la egolatría de algunos que no son verdaderamente conscientes de que le asesoramos para mejorar su negocio y obtener más clientes, no por el placer de mandar.

    No sé quién inventó la frase «el cliente siempre tiene razón» pero el daño que hace a la industria de Internet es mordaz. Y lo que más importa, más que el diseño y la programación, es el contenido.

    23 mayo, 2011
    contestar
  • Estoy totalmente de acuerdo con este post. Yo en nuestra web corporativa no hago más que cargar contenido y contenido, recursos y recursos, con la finalidad de generar tráfico de calidad, tráfico que le interesa lo que nosotros como imprenta promovemos.
    Es más fácil diseñar una forma que darle forma a una idea original.
    Ahí está la lucha diaria.

    17 octubre, 2012
    contestar

Escribe un comentario